Soltar …regalar… donar… cambiar
Uno de los principios para poder recomenzar, es poder cerrar los ciclos.
Esta es una reflexión que surgió en una conversación en una feria entre dos clientes frente a mis vitrinas:

Cliente 1:
“Que hermoso trabajo…verdaderamente de todo mi gusto”

Cliente 2:
“esos aretes que está viendo, le deben quedar lindos”

Yo:
“pruébeselos, seguro que se enamora”

Cliente 1:
“No muchas gracias pero es que tengo tanto!!”

Cliente 2:
“señora me perdona que me meta pero si ud. tiene tanto…regale, done, cambie, herede…y dese el gusto de estrenar”

ES QUE TENGO TANTO…  ¡Habría que pensar verdaderamente lo que significa esa expresión… lo que lo motiva …lo que tiene de consecuencias en su diario vivir, lo que puede estar frenando aquello que viene!

Y entonces tengo tanto ….
Tengo tanto amor que no puedo recibir más!
Tengo tanto conocimiento que no puedo aprender más!
Tengo tanto de todo que no sé que hacer y tantos que podrían recibir.

Por ejemplo, si tengo la nevera llena…no puedo comprar ese nuevo queso de cabra que me encantaría probar. Y que tal cuando tenemos en la puerta de la nevera, esa salsa que probé y nunca usé? O el ají que nadie en mi familia comparte? O tal vez esa bebida energizante que decidí no volver a tomar?

Que tal salir de todas esas cosas para poder comprar ese nuevo ghee que me recomiendan probar? O la nueva crema de leche de almendras que me ofrece una amiga emprendedora?

Y que tal tu armario, con toda esa ropa que tienes. Y si de todos modos quisieras cambiar de esos jeans por unos de moda, o una nueva blusa blanca que viste en la última feria, o si sigues usando las perlas de los 15 años y quisieras una nueva montura?

Y qué pasa si has terminado una relación importante y quisieras volver a sentir el amor? Pero si tu casa sigue llena de recuerdos, fotos, talvez costumbres que tuvieron en común, o tal vez usas el mismo colchón que compraron juntos cuando comenzaron?

O tal vez se trata de entregar nuestro conocimiento y experiencia para poder llenar nuestra vida y la de otros con nuevos momentos que llenen nuestro ser.

A veces no tenemos conciencia de lo que significa aquello de soltar, reglara, donar, o simplemente entregar …y es que no solo podemos dar aquello que no nos sirve, o que ya paso de moda, inclusive que ya está desteñido o roto.

En lugar de eso, que tal si pensamos en que dar no es hacer lo que más fácil te parece, sino dar es precisamente entregar esa chaqueta que está perfecta, o esas sábanas que no tienen manchas, o donar esos juguetes que están en buen estado y que, aunque tus hijos puedan usarlos ellos también quieren y pueden estrenar…o sacar de la nevera esos productos que están enteros y que podrán servirle a otra persona.

Fue una conversación entre dos desconocidas frente a mis joyas… fue una conversación sencilla que podría no tener trascendencia pero que ha movido una fibra muy profunda de mi ser. Mi conciencia de dar y recibir.

Y esto ahora que se intensifica un tiempo de cambios que buscaré la manera de vaciar mi mente, mis vitrinas, mis espacios y dejar un lienzo en blanco para nuevos proyectos, nuevos productos, nuevas creencias, nuevos pensamientos y nuevos compañeros de viaje….

Sigrid